Orden sucesorio de herederos en Argentina.

4.3
(29)

Apertura de la sucesión y orden sucesorio.

Según lo dispuesto por el Código Civil y Comercial Argentino con vigencia para fallecimientos producidos desde el 1 de agosto de 2015, la muerte real o presunta de una persona causa la apertura de su sucesión y la transmisión de su herencia a las personas llamadas a sucederle por el testamento o por la ley.

Si el testamento dispone sólo parcialmente de los bienes, el resto de la herencia se defiere por la ley.

En lo relativo a la apertura de la sucesión, aclaramos que no debe confundirse la “apertura de la sucesión” con la “apertura del proceso sucesorio”, ya que mientras la primera se refiere a la ficción legal del traspaso instantáneo y automático -desde el mismo momento de la muerte- de los derechos que le correspondían al causante, la segunda, se refiere a la apertura o inicio del juicio o procedimiento de sucesión ante los tribunales respectivos a fines de corroborar la calidad de herederos, ejercer derechos, dividir la herencia, adjudicar bienes, etc.

Conforme todo lo antedicho, obtenemos que la sucesión puede producirse por lo dispuesto en la ley (sucesión legítima) o por lo dispuesto en un testamento.

En el caso de las sucesiones deferidas por la ley, las mismas, tienen su fundamento en la voluntad presunta del difunto que la ley adopta como la mas apropiada y justa para las relaciones de familia.

A su vez, la sucesión dispuesta por la ley, designa obligatoriamente a ciertas personas para recibir la herencia, estos sujetos, se denominan herederos forzosos o legitimarios (ascendientes, descendientes y cónyuge), quienes tienen una parte de la herencia de la cual no pueden ser privados por la mera voluntad del causante (porción legítima).

La sucesión dispuesta por la ley, designa obligatoriamente a ciertas personas para recibir la herencia, estos sujetos, se denominan herederos forzosos o legitimarios (ascendientes, descendientes y cónyuge).

También, la sucesión dispuesta por la ley, prevé que ante el supuesto de inexistencia, o falta de recepción de la herencia por parte de los herederos forzosos por cualquier motivo, el acervo hereditario sea otorgado a otras personas en forma supletoria. Estos son los herederos denominados legítimos no forzosos (colaterales hasta el cuarto grado inclusive, como serían por ejemplo, los  hermanos del fallecido).

Sucesión de los descendientes.

Sucesión de los hijos.

Los hijos del causante lo heredan por derecho propio y por partes iguales.

Sucesión de los demás descendientes.

Como principio general, el heredero de grado mas próximo, excluye al de grado mas remoto.

Sin embargo, existe una excepción a este principio denominada “derecho de representación”, significando esto, que un heredero de grado posterior, es colocado en lugar del heredero mas cercano, debido a que su antecesor ha renunciado, ha muerto con anterioridad al causante de la sucesión o ha sido excluido de la vocación hereditaria por indigno.

En este sentido, la ley establece que los descendientes que no sean hijos del causante, heredan por derecho de representación sin limite de grados.

En caso de concurrir descendientes por representación, la sucesión se divide por estirpes, como si el representado concurriera al llamado hereditario.

Si la representación desciende más de un grado, la subdivisión vuelve a hacerse por estirpe en cada rama.

Dentro de cada rama o subdivisión de rama, la división se hace por cabeza.

Caso de adopción.

El adoptado y sus descendientes tienen los mismos derechos hereditarios que el hijo y sus descendientes por naturaleza y mediante técnicas de reproducción humana asistida.

Sucesión de los ascendientes.

A falta de descendientes, heredan los ascendientes más próximos en grado, quienes dividen la herencia por partes iguales.

Situación de los adoptantes.

Los adoptantes son considerados ascendientes. Sin embargo, en la adopción simple, ni los adoptantes heredan los bienes que el adoptado haya recibido a título gratuito de su familia de origen, ni ésta hereda los bienes que el adoptado haya recibido a título gratuito de su familia de adopción.

Estas exclusiones no operan si, en su consecuencia, quedan bienes vacantes. En los demás bienes, los adoptantes excluyen a los padres de origen.

Sucesión del cónyuge.

Cónyuge en concurrencia con descendientes.

Si heredan los descendientes, el cónyuge tiene en el acervo hereditario (bienes propios del causante) la misma parte que un hijo.

En todos los casos en que el viudo o viuda es llamado en concurrencia con descendientes, el cónyuge supérstite no tiene parte alguna en la división de bienes gananciales que corresponden al cónyuge fallecido.

Concurrencia del Cónyuge con Descendientes
Bienes Propios
Porcentajes Cónyuge Descendientes
100% partes iguales partes iguales
Bienes Gananciales
Porcentajes Cónyuge Descendientes
50% retira el cónyuge como socio
50% se reparte entre los descendientes

Cónyuge en concurrencia con ascendientes.

Si hereda el cónyuge en concurrencia con ascendientes, al cónyuge le corresponde la mitad de los bienes propios del difunto, quedando la otra mitad para los ascendientes.

Con respecto a los bienes gananciales que le correspondían al fallecido, la mitad de ellos le corresponde al cónyuge sobreviviente y la parte restante se reparte entre los ascendientes.

Concurrencia del Cónyuge con Ascendientes
Bienes Propios
Porcentajes Cónyuge Ascendientes
100% 50% hereda el cónyuge 50% repartido entre los ascendientes
Bienes Gananciales
Porcentajes Cónyuge Ascendientes
50% retira el cónyuge como socio
50% 25% hereda el cónyuge 25% se reparte entre los ascendientes

Cónyuge con colaterales o cónyuge exclusivamente.

A falta de descendientes y ascendientes, el cónyuge hereda la totalidad, excluyendo a los colaterales.

Matrimonio “in extremis”.

La sucesión del cónyuge, no tiene lugar si el causante muere dentro de los 30 días de contraído el matrimonio a consecuencia de enfermedad existente en el momento de la celebración, conocida por el supérstite, y de desenlace fatal previsible, excepto que el matrimonio sea precedido de una unión convivencial.

Divorcio, separación de hecho y cese de la convivencia resultante de una decisión judicial.

El divorcio, la separación de hecho sin voluntad de unirse y la decisión judicial de cualquier tipo que implica cese de la convivencia, excluyen el derecho hereditario entre cónyuges.

Sucesión de los colaterales.

Extensión.

A falta de descendientes, ascendientes y cónyuge, heredan los parientes colaterales (por ej, hermanos, sobrinos, etc) hasta el cuarto grado inclusive.

Orden.

Los colaterales de grado más próximo excluyen a los de grado ulterior, excepto el derecho de representación de los descendientes de los hermanos, hasta el cuarto grado en relación al causante.

Los hermanos y descendientes de hermanos desplazan a los demás colaterales.

Hermanos en concurrencia con medio hermanos.

En la concurrencia entre hermanos bilaterales y hermanos unilaterales, o sea, hermanos y medio hermanos, cada uno de éstos hereda la mitad de lo que hereda cada uno de aquéllos.

En los demás casos, los colaterales que concurren, heredan por partes iguales.

Herencia vacante.

A pedido de cualquier interesado o del Ministerio Público Fiscal, se debe declarar vacante la herencia si no hay herederos aceptantes ni el causante ha distribuido la totalidad de los bienes mediante legados.

Al declarar la vacancia, el juez debe designar un curador de los bienes.

La declaración de vacancia se inscribe en los registros que corresponden, por oficio judicial.

En estos casos, los bienes le corresponden al Estado Nacional, Provincial o a la Ciudad de Buenos Aires, según el lugar en el que están situados.

Que es la Porción Legítima de la Herencia ?

IR A INFORMACIÓN AL RESPECTO

Aceptación y Renuncia de la Herencia

IR A INFORMACIÓN AL RESPECTO

Indivisión de la Herencia

IR A INFORMACIÓN AL RESPECTO

🖋 IR A GUÍA DE SUCESIONES

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 4.3 / 5. Recuento de votos: 29

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Como encontraste útil esta publicación ...

¡ Seguinos en las redes sociales !

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permítanos mejorar esta publicación!

¿Cuéntanos cómo podemos mejorar esta publicación?